Manuel José Ossandón

Senador y Técnico Agrícola, ex alcalde de Pirque y de Puente Alto.


Candidato a Presidente de Chile para las elecciones primarias 2 de Julio.


 

 

Hoy te invito al CHILE DIFERENTE

El 2017 es un año de elecciones decidoras. Las primarias, en las que me comprometí a participar, nos dan una oportunidad para promover un cambio de actitud que permita revalorizar el servicio público y constituyen una excelente herramienta para atenuar la crisis de representación que tiene a la política en el suelo. Debemos reconquistar los corazones de los desilusionados ciudadanos y tener sintonía con las preocupaciones más profundas de la mayoría de los chilenos. Tenemos que ser capaces como oposición de contar con candidatos que dejen atrás las viejas formas de hacer política. Que sean capaces de demostrar con su testimonio de vida y con trabajo que su vocación es la entrega en cuerpo y alma al servicio público. Hablar con la verdad y de cara a la ciudadanía, siendo capaces de mostrar la realidad, pero con empatía, deben ser los ejes rectores para afrontar el desafío de conquistar, sanamente y no de manera artificial, las voluntades de nuestros compatriotas en Chile y la de aquellos que viven el exterior.

Considero que nos enfrentamos a un problema político que debe ser resuelto a través de la política. Para ello es crucial que ésta recupere su verdadero sentido de servicio público, se abandonen la ideología, entendida como una representación falsa de la realidad, y vuelvan a imperar la sensatez, el diálogo y la ética pública. Yo quiero ser parte de esta nueva ruta y de nuestra victoria, por el triunfo de un nuevo Chile más humano, justo y solidario. Esta visión se enmarca en 25 años de servicio público, donde he podido conocer de primera fuente los anhelos de un Chile profundo, que muchas veces se siente desoído por una clase política que prefiere a quienes vociferan más y tienen más capacidad de presión.

EL FOCO EN LAS PERSONAS PARA UN BUEN VIVIR

Quienes se oponen a utilizar la solidaridad como elemento lo hacen porque temen que esto implique que en la práctica es el Estado el que crece y no las personas y sus comunidades.

CULTURA DE LA VIDA, UN COMPROMISO INTEGRAL

Cuando asumimos un compromiso integral con la cultura de la vida no puede sernos indiferente una serie de realidades que hoy se están haciendo de lo más comunes y que son incompatibles con una cultura de la vida. Por cierto, un respeto irrestricto al niño y niña que están por nacer, pero también cuestiones importantes como lo son el microtráfico que está matando jóvenes en las poblaciones, la indignidad de las cárceles chilenas y la falta de enfoque en la reinserción que transforma una pena en una verdadera muerte civil.

TERMINAR CON LOS ABUSOS: MÁS QUE UN ESLOGAN

El abusador no sólo se apropia de lo que no es suyo, sino que a menudo lo hace aprovechando su jerarquía o su posición de poder. El abuso es el cáncer de las instituciones, del libre mercado y de la sociedad en general, porque corroe la confianza, genera resentimiento y hace difícil que todos trabajemos juntos en aras de un objetivo común.

NO HAY CRECIMIENTO ECONÓMICO SIN PAZ SOCIAL

La experiencia de dedicar la vida a trabajar en las zonas más vulnerables y necesitadas del país, zonas que por lo demás hasta hace un tiempo parecían ingobernables por alcaldes que no fueran de izquierda, permite darse cuenta de la importancia de distribuir los bienes que la economía y el desarrollo generan de manera equitativa.

Te invito a esta cruzada, de corazón se parte de este Chile Diferente. Este 2 de Julio espero que te atrevas y juntos generemos cambios y construyamos con manos limpias un Chile más humano y solidario. Cuento contigo.